Cacerola de champiñones

Esta semana les traemos una receta muy rica y que pueden hacer en cualquier momento en casa: una cacerola de champiñones. No tiene ningún procedimiento difícil y los ingredientes son sencillos de conseguir. Las hierbas que usaremos están ya cortadas en chiffonade y pueden ver nuestro tip anterior de cómo hacer este corte. Y también pueden ver este tip sobre cómo guardar champiñones para que duren más.

 

Ingredientes:

– 1/2 bandeja de champiñones

– 60 ml de vino blanco

– 60 ml de crema de leche

– 1 diente de ajo picado (también puede ser en pasta)

– 1/4 de pan baguette

– Aceite de oliva

– Hojas de tomillo

– Hojas de perejil

– Sal y pimienta

 

 

 

Empezamos con el pan. Lo primero que tienen que hacer es cortarlo de la forma que prefieran para hacer unas tostadas. En este caso, hemos hecho unas rodajas. Traten de cortar siempre los pedazos del mismo tamaño.

 

 

 

 

Para hacer las tostadas hay dos opciones. Pueden hornear el pan con un chorro de aceite de oliva a 180 °C hasta que dore. La otra opción, que hemos hecho nosotros, es dorarlos en la sartén con un poco de aceite de oliva. Es más rápido y es más fácil ver cuándo están listos.

 

 

 

 

Luego, empezamos con los champiñones. Pueden usarlos enteros o cortarlos, depende de ustedes. De cualquier forma van a salir muy bien. Primero, hay que calentar un poco de aceite en la sartén. Cuando esté, agregar los champiñones y no moverlos para que no suelten agua. Una vez que ya se estén dorando por un lado, agregar el ajo y darle una movida.

 

 

 

 

Cuando ya estén casi listos, añadir el vino y volver a mezclar para que se integre todo bien.

 

 

 

 

Cuando el vino se haya evaporado, incorporar la crema de leche y volver a mezclar para que todo se integre.

 

 

 

 

Finalmente, agregar las hierbas, sal y pimienta. Mezclar bien y dejar que reduzca hasta un punto bien cremoso.

 

 

 

 

¡Probar la sazón y servir! Como ven, lo van a poder hacer en cualquier momento, no necesitan de mucho y el resultado es buenazo. Pueden variar con otras hierbas o también usando otros tipos de hongos, como los ostra por ejemplo.

 

 

10 enero, 2018

Las mejores formas de guardar champiñones

El #tipurbankitchen de la semana es sobre cómo podemos guardar los champiñones para que duren más. Para empezar, a la hora de comparlos se tienen que fijar en que estén firmes, limpios y gorditos. Además, el tronco debe estar pegado a la cabeza.

 

Los champiñones funcionan bien como parte de ensaladas y son muy ricos salteados con un poco de mantequilla y aceite de oliva. También se pueden usar para preparar una crema. Una de nuestras combinaciones favoritas es champiñones y hongos de porcón, la cual es parte de una de nuestras clases.

 

No conviene guardarlos en los empaques que tal cual vienen, ya que empiezan a “sudar” y se malogran más rápido. Como podemos ver en la foto, lo que se puede hacer es hacerle huecos a ese empaque para que “respire” o pasarlos a una bolsa ziploc con papel toalla adentro. Otra opción es guardarlos en una bolsa de papel. Si no están muy sucios o si los van a usar para freír, se pueden limpiar con papel toalla nomás. La otra forma, aunque no muy común, es lavándolos con un poco de agua. Lo importante en este caso es no dejarlos remojando, ya que empiezan a absorber el agua. Se tienen que enjuagar de manera suave y secar rápidamente con papel toalla. Y solamente hay que lavarlos antes de usarlos, no con anticipación. Como bonus: los portobellos tienen que oler a tierra y se deben ver frescos, y en los shiitake la parte de arriba debe ser firme y lisa, no seca ni babosa.

 

 

23 noviembre, 2017