¿Por qué horneamos las papas?

 

Esta vez el #tipurbankitchen es sobre por qué preferimos nosotros hornear las papas y no cocinarlas en agua. Mucha gente, cuando cocina papas, prefiere hervirlas. A nosotros nos gusta más meterlas al horno porque al cocinar la papa en agua, esta la absorbe; mientras que al cocinarla en el horno pasa totalmente lo opuesto. Al quedar la papa un poco más seca, podemos manejar mejor la textura final de lo que vayamos a preparar. Por ejemplo, cuando hagamos una causa, al mezclar la papa con el limón, la pasta de ají y el aceite, vamos a poder manejar la textura final y eliminamos la posibilidad de que salga muy suelta y no compacta. Lo mismo sucede con el puré de papa. Les recomendamos hacer uno solamente con las papas salidas del horno, mantequilla y crema de leche. Además, como ya mencionamos en el tip anterior, si cocinan una papa en agua sin la cáscara, esta pierde varios nutrientes. El tiempo de horneado depende del tamaño de la papa. Por ejemplo, las papas amarillas de tamaño normal se demorarían entre 30 y 40 minutos, mientras que las canchán entre 40 y 60 minutos. Recomendamos cocinarlas a 180 °C. ¡Esperamos que les haya gustado el tip y puedan ponerlo a prueba!

 

7 septiembre, 2017