¿Por qué horneamos las papas?

 

Esta vez el #tipurbankitchen es sobre por qué preferimos nosotros hornear las papas y no cocinarlas en agua. Mucha gente, cuando cocina papas, prefiere hervirlas. A nosotros nos gusta más meterlas al horno porque al cocinar la papa en agua, esta la absorbe; mientras que al cocinarla en el horno pasa totalmente lo opuesto. Al quedar la papa un poco más seca, podemos manejar mejor la textura final de lo que vayamos a preparar. Por ejemplo, cuando hagamos una causa, al mezclar la papa con el limón, la pasta de ají y el aceite, vamos a poder manejar la textura final y eliminamos la posibilidad de que salga muy suelta y no compacta. Lo mismo sucede con el puré de papa. Les recomendamos hacer uno solamente con las papas salidas del horno, mantequilla y crema de leche. Además, como ya mencionamos en el tip anterior, si cocinan una papa en agua sin la cáscara, esta pierde varios nutrientes. El tiempo de horneado depende del tamaño de la papa. Por ejemplo, las papas amarillas de tamaño normal se demorarían entre 30 y 40 minutos, mientras que las canchán entre 40 y 60 minutos. Recomendamos cocinarlas a 180 °C. ¡Esperamos que les haya gustado el tip y puedan ponerlo a prueba!

 

7 septiembre, 2017

Tres formas de cortar papas

 

¡Nuevamente les traemos el #tipurbankitchen de la semana! Esta vez les enseñaremos 3 formas para cortar cualquier tipo de papa: en gajos, en bastones y en dados. Los gajos de papa quedan muy ricos cocinados en el horno con un poco de aceite de oliva y sus especias favoritas; los bastones son el corte de papa frita tradicional y pueden tener diferentes tamaños; y los dados se ven muy bien como un acompañamiento para diferentes platos. En todos los casos hemos dejado la cáscara de la papa por dos razones. Primero porque al cocinarla queda crocante y la da una textura muy rica, y segundo porque en la cáscara se encuentra una buena cantidad de fibra y algunos otros nutrientes. Eso sí, si la van a dejar es muy importante que la laven bien para sacar toda la tierra. Otro dato importante para tener en cuenta es que todos los procesos que luego hagan (horneado, fritura, etc.) van a ser más fáciles de llevar a cabo si los cortes tienen los mismos tamaños. De esa forma, se aseguran que, por ejemplo, se cocinen los bastones al mismo tiempo y no queden algunos crudos.

 

6 septiembre, 2017